Brasil tiene una rica historia socialista y comunista. Este articulo se centrará en Paulo Freire, el gran educador y filósofo.
 
Freire nació en 1921 en Recife (Pernanbuco, Brasil). Sin embargo, su familia se mudó a Jaboatão dos Guararapes en un esfuerzo por ahorrar dinero durante la Gran Depresión. Pasó la mayor parte de su tiempo libre jugando fútbol con otros niños pobres.
 
Estas experiencias marcaron a Paulo y lo llevaron a desarrollar su trabajo sobre filosofía y pedagogía. Argumentó que la pobreza y el hambre afectan en gran medida la capacidad de aprender. ¿Cómo un niño pobre, preguntándose de dónde vendrá su próxima comida, aprenderá sobre gramática o geometría?
"No entendía nada debido a mi hambre. No era tonto. No era falta de interés.
 
Mi condición social no me permitía tener una educación. La experiencia me mostró una vez más la relación entre la clase social y el conocimiento"
Paulo se graduo como abogado, pero nunca ejerció. El escogió ser profesor secundario de portugués. Más tarde se convirtió en director del Departamento de Educación y Cultura de Pernanbuco. Desde allí trabajó activamente con los pobres y analfabetos.
 
En 1962 desarrolló un programa para enseñar a 300 cosechadores de caña de azúcar a leer y escribir en 45 días. El programa fue un éxito y se amplió. Sin embargo, un golpe de Estado apoyado por Estados Unidos puso fin al programa cuando llegó al poder en 1964. El fue arrestado y detenido por 70 días.
 
Luego, huyó y vivió en toda América Latina. Mientras estaba en Chile, trabajando para el Movimiento de Reforma Agraria Democrática Cristiana, publicó su libro más importante:
 
"La pedagogía de los oprimidos".
 
El primer capítulo de este ensayo presenta un análisis de las relaciones entre oprimidos y opresores, la justificación de una pedagogía de los oprimidos y, finalmente, cómo la liberación de esta opresión no será un regalo o un logro personal, sino un proceso comunitario.
El segundo capítulo explica y critica el concepto "bancario" de la educación, donde los estudiantes son recipientes vacíos que esperan ser llenados de conocimiento. Alternativamente, propone un proceso mutuo de aprendizaje, el descubrimiento de nuestro ser incompleto y la lucha mutua para completarnos.
 
El capítulo 3 explica la teoría de la dialógica como "la esencia de la educación como práctica de la libertad". Explorando la relación humano-mundo, no solo leyendo sobre temas o eventos sino entendiendo su contexto mundial y sus implicaciones.
En el capítulo final, contrasta la dialógica con la antidialógica como instrumentos de libertad y opresión. Analiza la educación capitalista y sus características principales: "conquista, división y gobierno, manipulación e invasión cultural".
 
El trabajo de Paulo contribuyó al desarrollo de movimientos en América Latina, como la teología de la liberación (futuro hilo) y la educación popular. El Proyecto de aprendizaje para adultos en Escocia se basó en su trabajo. Sus ideas también fueron centrales para el Movimiento de Conciencia Negra en Sudáfrica.
 
Finalmente, Pablo fue un devoto católico. ¿Es esto una contradicción? Vamos a explicarle a Paulo:
Paulo define la educación como una herramienta fundamental para la liberación de las personas. Su análisis, críticas y teorías son vitales para comprender cómo y por qué aprendemos y enseñamos. LSA está comprometida con una educación socialista horizontal y liberadora gracias a Paulo Freire.
 
gallery/7
gallery/1

Publicado Sep 7 2019

gallery/2
gallery/3
gallery/4a
gallery/4b
gallery/5
gallery/6
gallery/7
gallery/10a
gallery/10b

Paulo Freire